#LunesDePastasCaseras

Ravioles de salmón

Ravioles de salmón, 100% caseros. Rellenos con salmón, un poquito de ralladura de limón, queso blanco y ciboulette

Desde hace un tiempo que los lunes en casa son días de pastas. Al principio fue la mejor manera de sumarnos al #MeatlessMonday, pero con el tiempo fue mutando. Me cansé de comer fideos comprados y empecé a hacer fettuccini caseros. Después de un par de lunes, también me aburrí de esos y pasé a las ligas mayores, ravioles, capeletti, ñoquis… Y así nacieron los #LunesDePastasCaseras.

Si me siguen en Instagram seguro ya vieron varios posts con esta temática. Trato de compartir lo que hago casi siempre, aunque a veces las fotos no salen muy lindas porque las saco a la noche después de cocinar.

#LunesDePastasCaseras - Pasta larga, corta, rellena, de lo que sea, pero siempre casera!

Hace un par de semanas decidí hacer ravioles de salmón, básicamente porque tenía un pedacito de pescado congelado hacía un tiempo y, estaba tentada (para variar, no?).

En mi freezer siempre hay de todo, carne, pescado, pollo, cerdo, caldos, frutas, empanadas, milanesas y comida ya preparada para esos días que me da fiaca ponerme a cocinar. Hace unos meses implementé un nuevo sistema de organización (sí, soy muy nerd 🤓). Una vez al mes voy al mayorista a hacer una compra grande. Todo en grandes cantidades, no? Cuando llego a casa, porciono, envaso, rotulo y congelo. Tengo una máquina para envasar al vacío di-vi-na! Hace unos días hice unos Instagram Stories, mostrandola, pueden verlo acá.

Sí, mi freezer está sobrecargado, pero me parece súper cómodo tener todo en casa y poder planear la comida sin tener que ir cada dos por tres al supermercado. Por ejemplo ahora en la heladera tengo 500gr de carne picada descongelandose para hacer algo mañana.

Y sí… para comer del freezer hay que ser un poquito organizados. Hay que pensar con anticipación cuando queremos comer algo para descongelarlo como corresponde. Pero con un mínimo de orden, les aseguro que se puede lograr.

Más adelante voy a ver si puedo escribir sobre el uso del freezer, para pasarles tips e ideas para aprovecharlo al 100%.

Ravioles caseros rellenos de salmón con un poquito de ralladura de limón, queso blanco y ciboulette

Vamos a la receta!

Para la masa:
100 gr de harina y 1 huevo por persona.
Un poquito de aceite de oliva.

Para el relleno:
400 gr de salmón (aprox)
Ralladura de medio limón
Ciboulette picado
2/3 cucharadas de queso blanco (tipo Mendicrim)
1 huevo
Sal
Pimienta


Como vieron hay un par de ingredientes sin cantidades. Estos ravioles los hice a ojo, no son necesarias medidas exactas, así que les propongo que se animen a jugar un poco.

La masa es muy simple de hacer. Hacen un volcán con la harina, ponen los huevos adentro, un chorrito de aceite de oliva, juntan todo y amasan hasta tener una masa lisita.

La tapan con film y la llevan a la heladera por al menos 30 minutos para que descanse.

Pasado el tiempo, la sacan de la heladera, la dividen en cuatro partes y empiezan a trabajar con uno de los cuartos. Los otros tres deben quedar envueltos en el film para evitar que se sequen.

Pueden estirar la masa con un palo de amasar, aunque van a tener que laburar muuuuucho porque necesitan que quede súper finita. En este caso si tienen una Pastalinda o algo similar, es lo mejor.

Yo uso el accesorio para pastas de la KitchenAid. Paso la masa 2 o 3 veces por la posición más grande y voy estirando hasta llegar al número 6.

Es importantísimo que vayan tapando la masa estirada con un paño húmedo para que no se seque y después puedan rellenarla sin problema.

Para hacer el relleno: pongan el salmón cortado en cubos en el vaso de la procesadora y pulsen un par de veces para triturarlo bien. En un bowl agregan el pescado, la ralladura de limón, el ciboulette, el queso blanco, el huevo, un poco de sal y pimienta. Mezclen para incorporar todos los ingredientes, tapan con film y llevan a la heladera a enfriar por lo menos una hora, así es más fácil manejar la mezcla al momento de rellenar.

Para rellenar: pueden hacerlo con una cucharita o usar una manga (esto último fue lo que usé yo). Ponen una tira de masa sobre la mesada. En la parte de abajo del rectángulo de masa (para doblar y usar la parte de arriba como tapa) van poniendo pelotitas de relleno, dejando entre cada una dos dedos de distancia. Usen agua para mojar los bordes y tapen con la parte de arriba de la masa para cerrar. Presionen para sellar y sacar el aire de cada raviol. Con un cortapasta o un molde, corten los ravioles y ponganlos en una placa enharinada (o con semolina) para que no se peguen.

Para cocinar: olla grande con agua hirviendo y sal. Cocinan unos minutos hasta que los bordes estén al dente. A mi me llevó alrededor de 5 minutos, PERO estoy a 2200 metros sobre el nivel del mar y los tiempos de cocción son distintos acá, porque el agua hierve a menor temperatura y entonces las cosas tardan más en cocinarse.

Pueden servirlos simplemente con manteca dorado o sólo con un poco de queso rallado y ciboulette por arriba.

En este caso yo hice una salsa de echallots y crema porque no tenía nada más. Piqué 3 o 4 echallots bien chiquitos (pueden usar cebolla de verdeo o lo que tengan), los cociné en una sartén a fuego medio bajo, agregué 2 dientes de ajo triturados, seguí cocinando un rato más hasta que los echallots estuvieron bien transparentes. Le puse un chorro de vino blanco, dejé que evaporara el alcohol, agregué crema de leche y dejé reduciendo para que la salsa se espesara un poco. También le sume un chorrito de jugo de limón para levantarle un poco el sabor y la frescura.

Serví los ravioles con salsa, queso parmesano y un poquito de ciboulette por encima.

¿Hacer pastas caseras rellenas es un laburito? Sí. No lo voy a negar. Son de esas cosas a las que uno generalmente les tiene un poco de miedo o respeto, y yo les prometo que aunque es una tarea laboriosa, es 100% reconfortante. Y lo mejor, es que los ravioles se pueden congelar crudos para sacarnos de un apuro en otro momento.

Enjoy 🙂


Ravioles de salmón, 100% caseros. Rellenos con salmón, un poquito de ralladura de limón, queso blanco y ciboulette
Print
Ravioles de salmón
Prep Time
3 hr
Cook Time
5 mins
Total Time
2 hr 5 mins
 

Ravioles caseros rellenos de salmón con un poquito de ralladura de limón, queso blanco y ciboulette. #LunesDePastasCaseras

Servings: 4 porciones
Author: Rústica Cocina
Ingredients
Para la masa (por persona)
  • 100 gr de harina
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva (un chorrito)
Para el relleno
  • 400 gr de salmón (aproximadamente)
  • Ralladura de medio limón
  • Ciboulette picado
  • 2/3 cucharadas de queso blanco
  • 1 huevo
  • Sal
  • Pimienta
Instructions
Para la masa
  1. Hacer un volcán con la harina, poner los huevos en el agujero, un chorrito de aceite de oliva, juntar todo y amasar hasta tener una masa lisa.

  2. Tapar la masa con papel film y llevar a la heladera por al menos 30 minutos para que descanse.

  3. Pasado el tiempo, sacar de la heladera, dividir en cuatro partes y empezar a trabajar con uno de los cuartos. Los otros tres deben quedar envueltos en el film para evitar que se sequen.

  4. Estirar con palo de amasar, o con máquina para hacer pasta. Para el accesorio de la KitchenAid pasar la masa 2 o 3 veces por la posición más grande e ir estirando hasta llegar al número 6.

  5. Importante: tapar la masa estirada con un paño húmedo hasta el momento de rellenar, para evitar que se seque.

Para el relleno
  1. Poner el salmón cortado en cubos en el vaso de la procesadora y pulsar un par de veces para triturarlo bien. 

  2. En un bowl agregar el pescado, la ralladura de limón, el ciboulette, el queso blanco, el huevo, un poco de sal y pimienta. 

  3. Mezclar para incorporar todos los ingredientes, tapar con film y llevar a la heladera a enfriar por lo menos una hora, para que sea más fácil manejar la mezcla al momento de rellenar.

Armado de los ravioles y cocción
  1. Se pueden rellenar usando cucharita o una manga. 

  2. Poner una tira de masa sobre la mesada. En la parte de abajo del rectángulo de masa (para doblar y usar la parte de arriba como tapa) poner pelotitas de relleno, dejando entre cada una dos dedos de distancia. 

  3. Usar agua para mojar los bordes y tapar con la parte de arriba de la masa para cerrar. 

  4. Presionar los bordes para sellar y sacar el aire de cada raviol. 

  5. Con un cortapasta o un molde, cortar los ravioles y poner en una placa enharinada (o con semolina) para evitar que se peguen.

  6. Cocinar en agua hirviendo con sal y servir con sala, parmesano y ciboulette.